Ciberseguridad como facilitadora del negocio

Última actualización: junio 23rd, 2020 - 10:05 am

Por Néstor Serravalle, Global Chief Sales Officer de VU Security 

Algún día la pandemia pasará y millones de ciudadanos alrededor del mundo podrán volver a sus rutinas. Sin embargo, no será exactamente igual que antes: la denominada nueva normalidad demanda cambios en las estructuras sociales, económicas y productivas de todo el mundo.  

Como respuesta a la creciente demanda de herramientas digitales que permitan la interacción a distancia y la realización de operaciones remotas, la aceleración del proceso de transformación digital aparece como una imposición para todas las industrias. Como consecuencia, se vislumbran una serie de características que posiblemente perduren en el tiempo más allá de la pandemia, incluyendo el aumento en la productividad de las empresas digitales, que les otorga mayor poder e independencia.  

Por el momento, hasta que se descubra una cura efectiva del COVID-19, la tecnología ha colaborado de forma muy eficiente en evitar nuevos contagios. Un ejemplo de ello son las aplicaciones de chequeo de síntomas y traqueo de zonas de contagio como CuidAR en Argentina, han sido de inmensa ayuda para que los ciudadanos cuenten con un apoyo frente a una posible amenaza a su salud y ha liberado de consultas a las líneas de teléfono dispuestas para evaluar síntomas. Asimismo, el uso de billeteras virtuales y apps que permiten operar en forma remota también han cobrado gran relevancia en la vida de los ciudadanos y, sin duda, han servido para madurar hábitos de consumo digitales utilizados por early adoptersEl uso de las herramientas tecnologías es la evidencia de cómo serán las nuevas demandas del mercado. 

El rol de la ciberseguridad en la nueva normalidad 

Según Forbes, la cuarentena masiva por la pandemia de coronavirus llevó a más de 3.9 mil millones de personas en todo el mundo—el 50% de la población mundial—a modificar sus hábitos de consumo. En América Latina, el número de transacciones electrónicas muestra un aumento de más del 80%, lo que representa una importante aceleración del uso del e-commerce respecto de años anteriores.  

Por supuesto, el repentino aumento de transacciones digitales nos obliga a estar más atentos que nunca a los problemas que esto trae en materia de ciberseguridad. Desde que comenzó la pandemia, el phishing aumentó un 55%, el malware un 28% y el ransomware, un 19%. Como consecuencia, la ciberseguridad cobra una relevancia sin precedentes, no solo para hacer frente al crecimiento de ciberataques, sino también como elemento clave para simplificar los procesos digitalesmejorar la experiencia de usuario y aumentar el nivel de seguridad en las transacciones. 

La ciberseguridad será una parte integral de cualquier negocio, y pasará de ser un agregado al final de los procesos a convertirse en un elemento clave durante todo el ciclo. Esto permitirá hacer frente a las nuevas necesidades de trámites y procesos remotos, que incluyen la validación digital de la identidad y una mayor relevancia de la reputación. Por supuesto, el registro será un requisito permanente que le dará un rol preponderante a la Regulación de Protección de Datos para el resguardo de nuestra intimidad e información personal.  

Desde nuestros inicios, en VU trabajamos para ayudar a mejorar y simplificar la vida de ciudadanos y organizaciones a través de la tecnología, acompañando a empresas e instituciones tanto en el sector público como privado durante su proceso de transformación digital. Soluciones biométricas permiten a los ciudadanos realizar miles de operaciones gubernamentales y tributarias desde su teléfono móvil, desde cualquier lugar.  

Deja un comentario