Cinco prácticas para una transformación digital segura

Por Sebastián Stranieri, CEO de VU

Mejorar el desempeño, aumentar el alcance y garantizar mejores resultados en una empresa u organización, se puede lograr con un salto tecnológico de calidad. La pandemia aceleró la decisión de muchos CIOs, CEOs y Directivos, de invertir en tecnología para migrar sus procesos de producción y/o desarrollo de servicios a plataformas y canales digitales de comercialización. De acuerdo a IDC, la consultora de mercado especializada en IT, el 65% del PIB mundial estará digitalizado para el 2022 y el ritmo de la inversión empresarial en sus estrategias digitales crecerá anualmente un 15,5% hasta situarse en los 6,8 billones de dólares en 2023.

La innovación para reinventar los modelos de negocio empieza a ser un imperativo de supervivencia empresarial en este contexto de pandemia y pensando en lo que ya se conoce como “la nueva normalidad”. En este sentido, según IDC, ya el año próximo, el 30% de las organizaciones acelerarán esa innovación para redefinir sus modelos operativos, de producción, y generación de servicios.

Lo cierto es que toda transformación digital, para que sea efectiva, debe contemplar ciertos parámetros de seguridad. El CIO de cualquier organización o empresa, tiene que considerar nuevas estrategias para garantizar el ciclo de vida de las operaciones que su negocio requiere en la actualidad. Es por ello, que se recomiendan cinco prácticas para que toda transformación digital sea segura:

Fomentar e incrementar la colaboración: Con la transformación digital surge la necesidad de cultivar la colaboración entre los diferentes sectores y áreas de una organización. Los tomadores de decisiones de negocios a menudo no tienen en cuenta este punto, donde la colaboración y sinergia entre los diferentes departamentos es clave, no sólo para un mejor rendimiento, es fundamental para que todos entiendan el valor de los datos que se manejan a diario y el cuidado que estos requieren.

Contar con datos accesibles y confiables: Los datos son el capital más valioso de una empresa, organización o negocio, es por ello, que además de ser accesibles, tienen que ser confiables para todos.

Proporcionar herramientas para trabajar con los datos: Todos los equipos de negocios necesitan herramientas para acelerar y simplificar las tareas de análisis. Dichas herramientas sirven para ahorrar pasos en los procesos, para que estos sean más efectivos y seguros.

Impulsar prácticas de gobierno: Las reglas y políticas que prescriben cómo las organizaciones protegen y administran sus datos y análisis, es fundamental para aprender a confiar en los datos que nos proveen y en el manejo que se hacen de estos.

Evangelizar y capacitar a los empleados y colaboradores: El personal de una empresa u organización es el eslabón central del mecanismo de funcionamiento de toda maquinaria empresarial. Es muy importante invertir en capacitación sobre manejo, procesamiento y análisis de datos, tanto como en prevención de posibles ataques. Un CIO debe tomar conciencia que la evangelización en materia de seguridad en proceso de transformación digital, es de por vida.

Estamos convencidos que la Transformación Digital modifica los cimientos de todas las industrias y de la sociedad. Hoy en día, hablar de inclusión, sin hablar de inclusión digital, es anacrónico y para que los beneficios de esta nueva era lleguen a todas las personas, es necesario que la inclusión digital sea segura. El desafío que tenemos por delante, es poder convivir con un mundo digital más simple y más seguro para todos: empresas e individuos.

Deja un comentario